Qué comer después de un entrenamiento en cinta o bici para conseguir mejores resultados

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE 07 de febrero de 2020 Por
Muchas veces se invierte mucho tiempo en el gimnasio y no se observan los resultados deseados.
15659449577529

Hay que tener en cuenta el tipo de entrenamiento que se lleva a cabo para saber cuales son los efectos sobre el cuerpo y así darle los nutrientes necesarios para ver mejores resultados y facilitar la recuperación de los músculos.

Al comienzo del entrenamiento el cuerpo va a necesitar recurrir a las fuentes de energía que le proporciona el cuerpo. Principalmente recurrirá al glucógeno por ello también será importante lo que comas antes del ejercicio. Los alimentos más recomendados son plátanos, hidratos de carbono o fruta seca. En función del tipo de entrenamiento el cuerpo recurrirá a diferentes fuentes para conseguir energía. En el caso de ritmos más relajados tiende a utilizar reservas de grasas, mientras que en ciclos de intensidad utiliza mayor cantidad de hidratos de carbono almacenado en músculos.

Después de entrenar el cuerpo ha perdido sobre todo líquidos y minerales por lo tanto es importante reponerlos para ayudar al cuerpo a una buena recuperación. Puedes recurrir a bebidas energéticas o beber agua y combinar adecuadamente los alimentos.

DEFINIR EL CUERPO. Si el objetivo de hacer ejercicio es definir el cuerpo es fundamental incorporar pequeñas dosis de proteínas tras la sesión. Para ello puedes comer huevos cocidos, y a ser posible, mejor la clara puesto que la yema contiene más grasas. Dos lonchas de pavo o una lata de atún y un puñado de nueces.

PÉRDIDA DE GRASA. En cambio si tu objetivo es la pérdida de grasa recomendamos hidratarse bien tras el ejercicio pero esperar al menos 10 minutos antes de ingerir cualquier alimento. De esta forma ayudaremos al cuerpo mientras el metabolismo sigue acelerado para seguir recurriendo a las grasas para obtener energía. Tras ese tiempo los mejores ingredientes para incorporar a la dieta son aquellos que no se digieren fácilmente para seguir haciendo trabajar al organismo como un plátano o manzana, semillas como pipas de calabaza, chía o sésamo y queso fresco.

 ACTIVIDAD CARDIOVASCULAR. Cuando realizamos alguna actividad cardiovascular como entrenamientos de running o bicicleta, a los 20 minutos el cuerpo entra en alerta y comienza a liberar una hormona llamada cortisol, relacionada con el estrés. A los 40 minutos el oxígenos que llega al cerebro se eleva provocando que el sistema inmunológico se active. Si la actividad es continua pero a un ritmo tranquilo como andar se recomienda realizar hasta 60 minutos de ejercicio porque se puede reducir hasta en un 50% las enfermedades cardiovasculares.

 EJERCICIOS DE ALTA INTENSIDAD. Si realizas entrenamientos de alta intensidad como series que convienen minutos al máximo esfuerzo con otros más lentos de recuperación entonces se puede reducir el tiempo de entrenamiento hasta los 30 minutos. Hidratarse durante todo el tiempo de ejercicio será fundamental para que el cuerpo realice correctamente su trabajo en el post entreno.

Te puede interesar