Sufrió la enfermedad del “shock tóxico” por usar tampones y falleció

SALUD Por Julia VOSCO
Ella falleció. Su madre culpa a la falta de información sobre la enfermedad que suele estar ligada al uso de tampones pero también tiene otros orígenes.
diferencia-toallas-y-tampones-

Los tampones, las toallitas descartables y las de tela junto a las copas menstruales son las opciones que toda persona menstruante puede adquirir con el fin de no manchar su ropa. Sin embargo, estos productos no son inofensivos para las usuarias.

En el caso de los tampones, pueden hacer que proliferen ciertas bacterias que generan un shock tóxico que produce la muerte. Y esto le ocurrió a Maëlle, una joven belga de 17 años que falleció el jueves en Charleroi.

Tras su terrible pérdida, Laurence, la madre de Maëlle, decidió comenzar una campaña de concientización sobre todo para los médicos que no tienen en cuenta esta enfermedad a pesar de que “no es rara”.

La adolescente comenzó con síntomas como nauseas y vómitos. Cuando le subió la temperatura, sus padres decidieron llevarla a la guardia. Allí, le diagnosticaron una “gripe gastrointestinal”.

Sin embargo, al día siguiente Maëlle comenzó a perder la vista. Entonces llamaron a la ambulancia pero en el hospital continuaron asegurándole que no debía alterarse, ya que se trataba de una gripe.

Internada, la joven empeoró su cuadro, agregándose a la lista una deshidratación profunda. En ese momento decidieron trasladarla a la unidad de cuidados intensivos de otro hospital, donde finalmente se le diagnosticó un shock tóxico. A esta altura, ya no había nada que hacer y la adolescente falleció.

Laurence está segura que esa falta de información fue una de las causas de la muerte de su hija

Qué es el síndrome del shock tóxico
Se trata de una infección que está ligada al uso de tampones que se dejan durante demasiado tiempo, infecciones de la piel, quemaduras y tras una operación quirúrgica.

En cuanto a los síntomas, suelen ser vómitos, fiebre elevada, dolores de cabeza, cansancio, confusión, entre otros que se van sumando según avanza el deterioro de la salud de la persona.

Si no se diagnostica a tiempo para recibir el tratamiento adecuado, puede afectar al hígado y los riñones y provocar convulsiones, hemorragias e insuficiencia cardíaca.

La principal forma de evitar el síndrome es lavándose las manos frecuentemente para no contagiarse con las bacterias que causan esta enfermedad.

También, se recomienda no usar tampón y, en el caso de hacerlo,cambiarlos con frecuencia.

Según la mamá de Maëlle, ella estaba obsesionada con el síndrome del shock tóxico y “se cambiaba el tampón regularmente”.

Te puede interesar