Razones de peso para cortar con los refrescos dietéticos

Cuando se ingieren los refrescos dietéticos como un hábito del diario, no sólo le estás agregando calorías extras a tu cuerpo, sino que te estás volviendo adicto a endulzantes artificiales que ponen en riesgo la salud.
Mano-con-lata-de-refresco

Se vincula con el riesgo de parecer diabetes tipo II
Al ingerir un refresco dietético se asocia con un aumento del 30 % de riesgo a padecer el síndrome metabólico y diabetes. El síndrome metabólico desencadena un grupo de condiciones entre ellas niveles de glucosa elevados, presión sanguínea alta y colesterol alto. Lo que al final puede provocar un alto riesgo de sufrir enfermedades del corazón, diabetes y apoplejía.

Perjudicial para el corazón
Una bebida de dieta sin alcohol al día puede aumentar el riesgo de tener un accidente vascular, un ataque al corazón, una muerte vascular o un derrame. Un estudio realizado en la Universidad de Miami y la Universidad de Columbia encontró que los aficionados a los refrescos y dietéticos tienen un 43 % más probabilidades de experimentar un accidente vascular que aquellos que no lo beben.

Está asociada con la depresión

Un estudio presentado en la reunión de la Academia Estadounidense de Neurología encontró que en el transcurso o a lo largo de 10 años, la gente que bebió más de cuatro latas de gaseosa en un día tenían un 30 % más probabilidades de desarrollar depresión que quienes no consumieron bebidas azucaradas. Y aunque existe el mismo padecimiento para los que ingieren bebidas regulares, los investigadores aseguraron notar que el riesgo fue mayor para quienes bebían refrescos dietéticos y ponche de frutas.

Confunden al cuerpo
Los endulzantes artificiales tienen un sabor más intenso que el azúcar tradicional. Por tanto, los refrescos dietéticos minimizan la capacidad de saborear las comidas endulzadas naturalmente. Además, los endulzantes artificiales desencadenan la insulina, la cual pone a tu cuerpo en modo de acumulación de grasa y esto se traduce en un aumento de peso.

Se asocia con dolores de cabeza
Estudio sobre el áspartame señala que este endulzante artificial puede desencadenar dolores de cabeza. Por lo que ciertas personas suelen admitir padecer migrañas tras la ingesta de refrescos dietéticos.

Con esto te podrás dar cuenta que no todo es como lo pintan, por lo que un refresco dietético podría causarte un daño irreversible a la salud. Así que valoremos nuestra vida y mantengamos buenos hábitos que nada nos cuesta.

Te puede interesar