Propiedades de las almendras: beneficios para la salud

POR UNA VIDA MÁS SALUDABLE 25 de noviembre de 2019 Por
Consumir almendras tiene muchas bondades para el organismo. Cómo sumar este superalimento a tu menú diario y por qué hace bien a grandes y chicos.
bigstock-Peeled-blanched-and-unblanch-222480166-550x367

Los frutos secos son verdaderos superalimentos que podés poner a favor de tu salud todos los días. Cada uno tiene beneficios diferentes y ayudan al organismo en distintos planos. Conocé cuáles son las propiedades de las almendras y aprovechá el potencial de estas poderosas semillas.

Almendras: propiedades por doquier
Cada almendra es una verdadera bomba nutritiva. Enumeramos algunas de sus propiedades más destacadas:

Contienen grasas sanas: el 54% de una almendra está compuesto por grasas “buenas” para nuestro cuerpo, como las monoinsaturadas (presentes en el aceite de oliva) y las poliinsaturadas. Solo una pequeñísima parte corresponde a las grasas saturadas o “malas” (menor al 10%).

Aportan proteínas: si buscabas un alimento perfecto para complementar tu actividad física, la almendra es uno de ellos. Por cada 100 gramos de almendras vas a encontrar unos 20 gramos de proteínas. Son una fuente clave para darle a nuestro cuerpo los aminoácidos esenciales que necesita.

Aportan energía: las almendras aportan energía al cuerpo sin tener un alto nivel de glucosa. Esto quiere decir que son una fuente de energía muy buena tanto para personas que sufren de diabetes como para las que no.

También para los niños. 
Ricas en calcio y otros minerales beneficiosos: una ración de 30 gramos de almendras cubrirá el doble que el mismo peso de leche, llegando a satisfacer un 9% de la necesidad diaria de calcio. También aportan otros minerales como magnesio, fósforo, manganeso, zinc y hierro. 

Contienen vitamina E: la principal característica de la vitamina E es su propiedad antioxidante. También es muy beneficiosa para tratar alergias, ya que es desinflamante. 

Contiene vitamina B2: esta vitamina es muy importante para nuestro organismo, ya que favorece mucho la vista, el buen funcionamiento de las mucosas y el aspecto de la piel. 

1. Es una fuente de energía para deportistas.
Al ser una buena fuente de proteínas, las almendras funcionan como tonificante y reconstituyente muscular, en especial para deportistas, niños y adolescentes. Es por eso que muchos ciclistas o maratonistas llevan una bolsita con almendras al competir. 

Por otro lado, gracias a su alto contenido de hierro ayudan a prevenir la anemia, una enfermedad cuyo síntoma principal es el cansancio.

2. Refuerza el sistema inmune.
Las almendras ayudan a mejorar nuestro sistema inmune gracias a antioxidantes como la vitamina E, el manganeso y el zinc.  

3. Son buenas para el corazón.
Las grasas insaturadas o “grasas buenas”, presentes en las almendras, actúan como un bálsamo para nuestro corazón, facilitando su funcionamiento. Además, estas grasas ayudan a subir los niveles de colesterol “bueno” (HDL) y a bajar el nivel de colesterol “malo” (LDL) en el cuerpo. Esto, a su vez, previene los accidentes cardiovasculares. 

Por otro lado, las almendras también contribuyen a la salud de nuestro sistema circulatorio porque, a través de los aminoácidos y ácidos grasos presentes en su composición, protegen y fortalecen las paredes de las arterias.

4. Benefician al cerebro.
Una buena manera para mantener nuestro cerebro en forma, lúcido y activo, es comer almendras. Los ácidos grasos no saturados y el fósforo que tienen las almendras ayudan a potenciar el buen rendimiento del cerebro, previniendo cambios de humor repentinos, pérdidas de memoria y bajo rendimiento intelectual. 

Te puede interesar