EPOC: cómo lograr una buena calidad de vida

SALUD 28 de octubre de 2019 Por
Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas que tienen esta enfermedad pueden alcanzar un buen control de los síntomas.
epoc

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una patología crónica de los pulmones que se presenta cuando se encuentra obstruido el flujo de aire. Los pacientes refieren disnea,la sensación subjetiva de falta de aire, tos y producción de mucosidad (esputo).

Esta afección se puede tratar. Con la indicación adecuada, la mayoría de las personas que padecen esta enfermedad pueden lograr un buen control de los síntomas y la calidad de vida, además de reducir el impacto de las diferentes comorbilidades, por este motivo es fundamental:

- La prevención (abandono del hábito de fumar)

- La vacunación contra el neumococo que es uno de los principales gérmenes que provoca problemas respiratorios en este tipo de pacientes

- Realizar las consultas médicas en el momento adecuado

Se trata de una enfermedad sistémica, que tiene una gran incidencia en la Argentina donde de cada 100 pacientes 14 la padecen. Por este motivo, es importante que se diagnostique tempranamente para poder detener el avance de la patología. Las personas que la padecen tienen mayor riesgo de tener enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón y una variedad de otras afecciones.

A partir del estudio EPOCAR, realizado en Argentina en conjunto entre la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR) y un laboratorio farmacéutico, se conoce que la EPOC es una de las enfermedades más frecuentes en el país, con un índice de alrededor del 14,5 % de la población afectada. Mientras que el asma, otra de las enfermedades obstructivas más frecuentes en el país, alcanzó el 10% de incidencia. Ambas estadísticas reflejan que gran parte de la población presenta una patología obstructiva en Argentina.

Se trata con broncodilatadores que dilatan los bronquios. En algunos casos severos, se incorpora el uso de drogas antiinflamatorias y corticoides. La EPOC es una afección que está compuesta por dos entidades principales que son el Enfisema y la Bronquiolitis Crónica. En el caso de la Enfisema, se produce una destrucción de las paredes frágiles y las fibras elásticas de los alvéolos como resultado de la exposición dañina al humo de cigarrillo y a otros gases y partículas irritantes. Por su parte, la bronquitis crónica es un forma distinta que consiste en la inflamación de la pared de los bronquios.

En este sentido, es necesario que un médico neumonólogo distinga el grado de afección que padece el paciente dado que se puede manifestar mediante un predominio de Enfisema, Bronquiolitis Crónica. Incluso puede aparecer cierta tendencia a sufrir agudizaciones, es decir, cuadros infecciosos que requieren distintos tratamientos. Esto hace que existan fenotipos agudizadores y no agudizadores. Esto lo demuestran distintas normativas o iniciativas como la GOLD.

Hay un pequeño porcentaje de pacientes que pueden padecer de EPOC debido a un trastorno genético que provoca niveles bajos de una proteína llamada alfa-1 antitripsina, que es producida en el hígado y se segrega al torrente sanguíneo para ayudar a proteger los pulmones.

La guía GOLD, por sus siglas en inglés Global Initiative for Chronic Obstructive Lung Disease, es una iniciativa que permite a médicos en formación obtener los datos necesarios para catalogar a cada paciente de acuerdo al fenotipo, una característica heterogénea que hace que un paciente sea distinto al otro, por lo que cada paciente debería recibir un tratamiento diferente.

Ante la presencia de síntomas, recomendamos acudir a una consulta con un médico neumonólogo para realizar una valoración objetiva de la enfermedad a través de una Espirometría que demuestra los grados variables de obstrucción de flujos respiratorios y una Placa de Tórax para corroborar la información.

Una vez completado el examen físico, radiología e incluso tomografía de tórax y la valoración funcional, se le asigna a cada paciente un determinado fenotipo y en base a esto se le indica el tratamiento personalizado.

Medidas de prevención de la EPOC
- Cesación tabáquica

- Rehabilitación pulmonar

- En aquellos pacientes que lo requieran oxígeno terapia

- Control habitual por un neumonólogo

- Soporte y seguimiento nutricional

Te puede interesar