Esto es lo mejor y lo peor de mezclar la dieta paleo y la vegana

DIETAS 25 de septiembre de 2019 Por
Entre los aspectos positivos de esta dieta, la experta de Alimmenta destaca la recomendación de aumentar el consumo de frutas y verduras, el uso de grasas cardiosaludables y la reducción del consumo de carne.
dieta

Así, en la dieta Pegan se incluye una amplia variedad de frutas y verduras aunque se priman las frutas de bajo índice glucémico (por influencia de la dieta paleo). En cuanto a los carbohidratos, han de ser complejos, sin gluten y ricos en fibra.

Las grasas que se permiten son aquellas que son ricas en omega-3 y cardiosaludables. El aceite de oliva virgen extra, los frutos secos (evitando los cacahuetes), las semillas, el aguacate y el aceite de coco figuran en los alimentos permitidos en esta dieta, según revela Aina Huguet.

El tipo de carne que aconsejado en la dieta Pegan es mayoritariamente carne blanca, con un mejor perfil lipídico, minerales (hierro, zinc y cobre) y vitaminas del grupo B. Se aconseja su consumo como guarnición o acompañamiento, no como ingrediente principal. En cuanto a sus características, la dietista-nutricionista de Alimmenta explica que la carne que se incluye en las recomendaciones debe haber sido alimentada con pasto y criada de manera sostenible.

Se incluye el consumo de huevos, por ser una buena fuente de proteína, y pescado tanto blanco como azul, si bien con respecto a este último la dieta contempla que se primen los pescados de menor tamaño para evitar la exposición a metales pesados como el mercuro.

Capítulo aparte merecen las legumbres, pues el autor considera que con una taza al día sería suficiente y que un consumo excesivo podría alterar la glucemia de los diabéticos. Sin embargo, Aina Huguet aclara: «Esta dieta es totalmente errónea y puede llevar a un consumo insuficiente de legumbres», explica.

Los alimentos que elimina o reduce la dieta Pegan
Se caracteriza por aportar una baja carga glucémica eliminando los azúcares simples, las harinas y los carbohidratos refinados. No se premiten tampoco los alimentos que aporten químicos, aditivos, conservantes, colorantes y edulcorantes artificiales.

También suprime los cereales con gluten (algo desaconsejado por la experta de Alimmenta si no se tiene celiaquía) y sobre los cereales integrales sin gluten lo aconseja, pero con moderación, de modo que recomienda tomarlo en pequeñas porciones y siempre que sea granos de bajo índice glucémico como la quinoa.

En cuanto a los lácteos, el creador de la dieta Pegan también los desaconseja.

¿Es saludable la dieta Pegan?
A la hora de hablar de los aspectos mejorables de la dieta Pegan, la experta de Alimmenta insiste en la referencia a las legumbres pues, como afirma, las recomendaciones de esa dieta son insuficientes pues se debe consumir dos o tres veces legumbres a la semana, como mínimo, ya sea como acompañamiento o como plato único.

Otra de sus advertencias sobre esta dieta es que, a menos que exista una intolerancia al gluten o sensibilidad al gluten no celíaca, no se deberían eliminar los cereales sin gluten. Las recomendaciones del Codunicat en este sentido son claras: «Las dietas sin gluten no deben recomendarse a las personas que no tengan celiaquía».

Tampoco le resultan convincentes las recomendaciones en torno al consumo de los lácteos pues, en su opinión, supone una fórmula fácil de consumir el calcio necesario diario. «Si decide no consumir lácteos, debe complementarse la dieta con otros alimentos que aporten calcio», explica.

En definitiva, aunque la dieta Pegan tiene aspectos positivos, la experta opina que hacerlo durante un largo tiempo y sin asesoramiento profesional podría suponer un riesgo para la salud.

BENEFICIOS
Aconseja aumentar el consumo de frutas y verduras
Recomienda utilizar grasas cardiosaludables
Prevé la reducción del consumo de carne
Se evita el consumo de alimentos ultraprocesados

Contraindicaciones
El consumo de legumbres que propone es insuficiente
Prevé eliminar los cereales con gluten, pero eso no es aconsejable a menos que exista celiaquía o intolerancia al gluten no celíaca
Suprime el consumo de lácteos, pero no propone un equilibrio de nutrientes para obtener el calcio suficiente

Te puede interesar