Alimentos que siempre debes tener en la despensa y que te salvan una comida

ALIMENTACIÓN Y SALUD 25 de agosto de 2019 Por
Una visita inesperada, un día tonto que se alarga más de la cuenta y no da tiempo a pasar por el súper o cualquier imprevisto de última hora puede ponernos muy difícil el siempre complicado hecho de tener que cocinar cuando se pelea contra el reloj.
alimentacion-saludable

1.Legumbres. Aparecen las primeras en nuestra lista por derecho propio. No solo son la base de la dieta mediterránea por la gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra que aportan, sino que combinadas de forma correcta también resultan buenas sustitutas de las proteínas animales. Además, aguantan meses sin frío, así que son el perfecto comodín para cualquier menú improvisado, desde una ensalada fresca de verano hasta un guiso tradicional.

2. Pasta. Siempre debe haber al menos un kilo en nuestra despensa ya que combinada con casi cualquier ingrediente fresco que se tenga en la nevera o en el congelador (huevo, tomate, carne, marisco), o incluso con alimentos en conserva, conseguiremos un plato delicioso.

3. Arroz. Permite cocinar una gran variedad de platos con muy poco a mano, y casi con cualquier cosa que se tenga en la nevera. Con tomate, con huevo, con carne, en ensalada, incluso con uvas pasas y frutos secos... Incluso también para improvisar un postre saludable; el tradicional arroz con leche.

4. Tomate en conserva. Solo con un aliño básico, en ensalada junto a otras verduras y conservas o como parte de salsas, aliños y sopas frías, el tomate en conserva puede ser la base de cualquier sofrito y permite tener listo un plato de pasta en apenas 15 minutos.

5. Conservas de pescado. Atún, bonito, sardinas, caballa, mejillones, pulpo... Aunque estén envasados en lata mantienen sus propiedades, es decir, aportan proteínas de gran calidad y una buena dosis de ácidos grasos Omega 3. Y nos sacan de un apuro culinario tanto en forma de ensaladas como en platos calientes de pasta y arroz.

6. Cebolla, ajo y especias. No pueden faltar en ninguna cocina. Son la base desde un sofrito a un aliño, ingredientes que dan sabor y que por sí solos, por ejemplo añadiéndolos a la pasta, levantan cualquier plato por rudimentario que parezca.

7. Aceite de oliva. Al menos un litro, imprescindible para aliñar y cocinar cualquier plato. Es rico en antioxidantes como la vitamina E y grasas insaturadas, y utilizado en su justa medida, no engorda. Sin él no hay despensa que se precie de serlo.

8.Leche. Además de ser un elemento básico para los desayunos, un litro en la despensa permite improvisar una gran variedad de platos de la llamada cocina de aprovechamiento, desde croquetas a postres como natillas o batidos. Y rematar con nota cualquier otra preparación, de cremas a purés y gratinados.

Te puede interesar