Cardio o pesas: ¿Cuál es el entrenamiento ideal para lograr la mejor versión de tu cuerpo?

Una famosa instagrammer compartió una foto del antes y el después, tras cambiar drásticamente su rutina de ejercicios.
Cardio-Before-or-after-weights

El mundo del fitness vive momentos de expansión, con muchas más personas que antes que se dedican a compartir fotos de sus físicos privilegiados y los secretos gracias a los cuales lo alcanzaron.

Y con el aumento de las voces, aumentan las opiniones y viejas ideas que antes eran canónicas, ahora son puestas en duda, por ejemplo:

¿Es bueno hacer dieta? Ya no se habla tanto de “dietas”, sino de cambiar hábitos alimenticios. Una dieta puede ser útil para bajar o subir de peso en el corto plazo, pero es difícil mantenerla a lo largo del tiempo, con el riesgo del temido “efecto rebote” que eso implica.

¿Con hacer dieta alcanza? En general, antes se buscaba adelgazar sólo con la dieta y si bien eso sigue siendo de vital importancia, es necesario sumarle ejercicio para estar saludable realmente. Hacer ejercicio brinda beneficios que ninguna dieta ofrece.

¿Las grasas son malas? Para nada, ya te contamos sobre la dieta alta en grasas que promete hacerte bajar 3 kilos en 10 días.

Pero ahora, el último tema de debate pone frente a frente dos grandes grupos de ejercicios: el entrenamiento cardiovascular y las pesas (o “lifting”).

Por lo general, las mujeres hacen cardio y los hombres se matan levantando mancuernas y barras. Sin embargo, cada vez son más las mujeres que se animan a pasarse al bando del lifting sin miedo a quedar todas “trabadas”.

Una de ellas es la británica Rebecca Catherine Smith.

“Roma no se hizo en un día y este trasero tampoco”, dice la descripción de su cuenta de Instagram, en la que publicó una foto en la que comparó su cuerpo cuando hacía cardio y otra actual, luego de un año de volcarse a las pesas.

A la foto le sumó un extenso texto en el que se pregunta: “¿levantar pesas te convierte en masculina?”

Y continúa: “Me pone furiosa como todavía muchas chicas piensen que desde el instante en que levantás una mancuerna o tomás un batido de proteínas te vas a convertir en Hulk”.

En su caso, cuenta que pasar de un entrenamiento cardiovascular a levantar pesas la cambió por completo, tanto por dentro como por fuera.

“Y no creo que haya hecho que mi cuerpo se vea masculino”, dice antes de compartir las tres razones principales por las que aconseja a otras mujeres que se animen a las pesas:

1. Construir fuerza y músculos

“Levantar pesas marca las curvas naturales de una mujer y ayuda a tu cuerpo a alcanzar toda su fuerza potencial. Abdominales marcados, una espalda fuerte y sexy, y un trasero redondeado, todo viene del lifting”.

2. Perder la grasa extra

“Mi porcentaje de grasa corporal vio una caída masiva cuando empecé a levantar pesas porque a medida que AUMENTÁS tu masa muscular AUMENTÁS tu metabolismo. Antes pasaba horas en máquinas de cardio pensando que así eliminaría la grasa pero nunca vi los resultados y eso me hizo ODIAR ir al gimnasio, y, si vos también te sentís en el mismo barco, entonces es hora de cambiar”.

3. Una relación saludable con la comida y la imagen corporal

“Cuando hacés cardio para quemar calorías es tan fácil empezar a ver la comida como si fueran números y terminar sintiéndote culpable por comer mucho y pensar que TENÉS que privarte para ver resultados, bueno eso no es así de ninguna manera. Empezar a levantar pesas me hizo dar cuenta de que la comida es combustible y necesito MUCHO de él para sacar lo mejor de mi entrenamiento. Honestamente, la cantidad que como se ha triplicado desde que empecé con el lifting y lo amo. No hay restricciones y no hay culpas cuando tengo un ‘permitido’ de vez en cuando”.

Te puede interesar