Dieta y raciones recomendadas para un diabético

SALUD 13 de octubre de 2017 Por
Las personas con diabetes deben seguir una dieta algo distinta a la del resto de personas, evitando azúcares, grasas e hidratos de carbono en grandes cantidades, pero, francamente, la dieta del diabético es una dieta sana recomendable para cualquier persona.
Z

Cabe destacar que esto es sólo una aproximación a grandes rasgos, hay distintos tipos de diabetes y la dieta debe adaptarse tanto a el tipo de diabetes que se padezca, como otras variables como la edad, el peso y el nivel de actividad física realizada. Para estandarizarlo, nos basaremos en un adulto de peso y actividad física normal tirando a baja (que suele ser lo normal), no insulinodependiente (que no se inyecta insulina). Si hacéis más deporte, tendréis que subir el aporte calórico del menú. De todas formas, consultad a su médico para que les haga una recomendación personalizada.

Pirámide nutricional de la diabetes

Aquí veremos gráficamente los alimentos permitidos y prohibidos para los diabéticos. Tene en cuenta que lo que está en la base es de lo que más podemos tomar, y el vértice (la punta) de lo que menos debemos consumir.

 

Piramide nutricional de la diabetes

Vemos así lo que muchos ya sabén, que debemos basar nuestra dieta sobre todo hidratos de carbono y frutas y verduras, sin olvidar las proteínas de los lácteos, huevos, carne blanca magra y pescado; y muy ocasionalmente grasas y dulces.

Existe la creencia de que, como los hidratos de carbono suben la glucosa en sangre, no debemos tomarlos. ¡Error! Que tengamos diabetes no significa que no necesitemos energía, ya que nuestro cuerpo consume unas calorías que también necesita obtener. Igual que obtenemos vitaminas de las verduras y proteínas de la carne, necesitamos la energía que nos proporcionan los hidratos de carbono. Lo que sí es importante tener en cuenta es que tomemos las raciones recomendadas, que intentemos que sean hidratos de absorción lenta (integrales, altos en fibra) para que no nos suba la glucosa de golpe, y que los tomemos durante el desayuno y la comida, ya que así tendremos todo el día para quemarlos.

Algunos consejos:

  • Si comes alimentos que lleven harina (pan, galletas, bizcochos…), que sean integrales, ya que tienen un índice glicémico más bajo. 
  • Asegúrate de que los lácteos que tomas (leche, yogures, queso…) sean descremados, ya que tienen menos grasa.
  • No abuses de la sal y el sodio.
  • Las verduras son tu aliado: puedes cocerlas al vapor, hervirlas, o hacerlas al horno (nunca fritas!).
  • Evita los alimentos que te suban el nivel de colesterol.
  • Lleva una vida sana, haz deporte, bebe suficiente agua, no consumas alcohol, mantén un peso adecuado… Esto te hará sentirte más vital, y no sólo porque seas diabético, todo el mundo se sentirá mejor si lo hace! 

Raciones diarias recomendadas

Las raciones diarias recomendadas para un diabético son:

  • 3-5 raciones de cerales: 1 rebanada de pan, 1/2 taza de pasta o arroz… ¡integrales!
  • 3-5 raciones semanales de legumbres: garbanzos, lentejas, guisantes, habas…
  • 3-5 raciones de verduras: gazpacho, judías verdes, ensaladas…
  • 2-4 raciones de fruta
  • 2-4 raciones de lácteos: 1 yogur, un vaso de leche, queso… ¡siempre descremados!
  • 3-5 raciones semanales de proteínas: pollo sin piel, carne sin grasa, pescado blanco…

Puedes tomar algo de dulces y grasas (aceite, mantequilla, margarina, helado, galletas…) pero con moderación, e intenta que sean siempre light o dietéticos; bajos en grasas.

¿Cómo incluyo los dulces y postres en mi dieta?

Lo sabemos, te encantan los dulces, y a nosotros también. La clave aquí está en saber cuántos hidratos de carbono y azúcares tomamos, y tomar menos cuando queramos darnos un capricho permitido. Por ejemplo, vamos a cambiar la harina refinada siempre por harina integral, y el azúcar por edulcorante natural, como stevia o sucralosa.

Puedes hacerte tus propios postres y meriendas

Ten en cuenta también que, si un día decides comer un bizcocho (con harina integral y stevia), tendrás que tener en cuenta que podrás tomar menos raciones de hidratos. También es importante que, si tomas algún dulce permitido, tiene que ser por la mañana o la tarde, nunca por la noche. De la misma manera, y como decíamos antes, las raciones principales de hidratos de carbono las tomaremos con el desayuno o la comida. Así, le daremos tiempo a nuestro organismo para que los metabolice poco a poco, mientras nos movemos y quemamos calorías, reduciendo la subida de glucosa en sangre.

Fuente:dulcesdiabeticos.com

Te puede interesar